Archivo mensual noviembre 2019

PorDiana Siller

Viviendo el Derecho a la Interculturalidad

“Las penas se van bailando”

Por Ireri Palacios Llano

El domingo 24 de noviembre del año en curso, las puertas del espacio cultural Epicentro, ubicado en la emblemática plaza de La Purísima en Monterrey, Nuevo León, México; se abrieron de par en par, dando la bienvenida a más de 50 personas que asistimos al evento llamado “El ritmo que nos une”. En el cartel de la entrada se leía: Disfrutemos compartiendo nuestros bailes y cultura latinoamericana. Más tarde, esto lo cumplimos de lleno. El evento, impulsado conjuntamente por la organización JADE y por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) forma parte de una serie de actividades que ambas organizaciones proponen para lograr una mayor integración social de las personas solicitantes de asilo, refugiados y migrantes.


La intención es generar redes de apoyo entre los refugiados.” -Juan Manuel Vázquez Aguilar

“Es muy gratificante ver a las personas integrándose a la comunidad” -Lorena Vázquez (ACNUR)


Una pequeña de apenas un añito, nos robó el corazón esa tarde, ella nos demostró que el baile y el ritmo, los latinoamericanos lo traemos ya en la sangre, movía sus hombros y sus bracitos con total gracia y seguridad.
Foto por: Ana Pau Treviño

Alrededor de las 4 de la tarde comenzaron a llegar las personas y familias originarias de Honduras, El Salvador, Cuba, Venezuela, también nos encontrábamos presentes varios regiomontanos entre otros mexicanos. En un principio se respiraba una atmósfera algo tímida, pero apenas sonaron las primeras notas de esos ritmos latinos que todos identificamos tan nuestros, aquello se disipó, los extraños pronto nos convertimos en compañeros de baile y la música hizo su trabajo. Nos encontrábamos sentados en el agradable espacio dispuesto para la ocasión, un hermoso piso de estilo antiguo, la luz natural y una serie de imágenes de Cuba en las paredes, me dieron la sensación de encontrarme en la isla caribeña.

 “Estoy muy agradecido de haber sido parte de esta experiencia, fue maravilloso ver la transformación de las personas durante el evento. Para mí el baile es un idioma universal” -Alejandro Uribe (Maestro de baile)
Foto por: Ana Pau Treviño

El evento dió inicio cuando el maestro de baile, Alejandro Uribe, un alegre venezolano que radica en Monterrey se presentó, agradeció a los organizadores y nos invitó a pasar a la pista de baile para aprender los pasos básicos de la salsa y la bachata. La calidez de Alejandro de inmediato rompió el hielo, para dar paso a una divertida y efectiva clase de ritmos latinos: “aquí nadie se equivoca” nos dijo animándonos en cada momento.

Los presentes disfrutamos muchísimo de la clase, ahí nos transformamos en una familia por un momento, todos ayudando a todos, algunas amigas de Alejandro se turnaron cuidando a la pequeña bebé que bailaba mejor de lo que caminaba, para que su mamá y su papá no perdieran la oportunidad de aprender su lección de salsa.

Se sentía una calidez que nos hizo  conectar unos con otros mediante el baile, por un momento olvidamos nuestras penas bailando y gozamos de la vida.


“Poco a poco nos fuimos conectando a esos ritmos bachateros y salseros con los pasos básicos y giros que Alejandro nos mostraba. Los pasos al frente, atrás, a la derecha y a la izquierda, me hicieron pensar en los tantos caminos recorridos e historias de cada una de las personas ahí presentes. Pero a diferencia de pasos llenos de angustia y temor, hoy eran pasos al ritmo de una nueva vida. ” -Diana Siller, Directora de JADE A.C.


Alrededor de las 6, la magnífica clase de Alejandro terminó, estábamos listos para practicar de lleno lo aprendido, el“Sexteto Marianao”, originarios de Cuba, llegó para deleitarnos por más de dos horas con su excelente música en vivo. La mayoría de los asistentes no dejaron pasar la oportunidad, bailaron y gozaron animadamente durante más de dos horas. Cuando el descanso era necesario, nos sentábamos en cualquier mesa donde hubiera un lugar y mientras cenamos, pudimos conocernos un poco más, las personas con quienes tuve la oportunidad de conversar se sentían felices y aliviadas de estar aquí. Algunos apenas tienen un par de meses de haber llegado a nuestra ciudad y vienen huyendo de la violencia criminal y sistémica de la cual han sido víctimas.


“Esto hace que se te olviden los problemas” -María Dina Castillo (salvadoreña)


“Ojalá hubiera venido mi esposo para que aprendiera a bailar” mencionó entre risas Kenia Zuniga (hondureña) que acudió con sus dos hijos.


Cuando salíamos del lugar me encontré de nuevo con la joven pareja, que ya llevaba a su beba dormidita, me despedí y les pregunté: ¿Y qué fue lo que más les gustó del evento? Al unísono contestaron “TODO” con una gran sonrisa dibujada en sus rostros. Se trataba de Jorge Laines, Danelly Pinal y la pequeña Emely (hondureños).

Este no fue un evento más para llenar una agenda, fuimos parte de una genuina convivencia entre personas de diferentes nacionalidades, disfrutando la vida, disfrutando el ahora. Así se siente la interculturalidad, un derecho que tenemos y que toda sociedad saludable debe promover. Al conocer a otros, aprendemos sobre el valor de la diversidad. Esperamos que vengan más eventos con esta misma finalidad que también brindan un poco de normalidad y alivio a personas que han pasado por tanto.


Feliz de generar encuentros entre las personas y hacer ciudadanía.” -Arvey Tlachi, Director de Epicentro Espacio Cultural


NOTA: Todas las personas mencionadas o mostradas en imagen, dieron su consentimiento para aparecer en la comunicación y difusión de esta nota.

Sobre la autora: Estoy muy agradecida por haber tenido la oportunidad de ayudar en la logística de este evento, de conocer a tantas personas, ser más sensible a lo que me rodea, salir de mi rutina y divertirme como se debe. Actualmente vivo en Monterrey y me dedico a escribir textos sobre temas que tienen que ver con nuestros derechos humanos, causas ambientales y de antiespecismo. También doy talleres de alimentación vegana saludable. Recientemente he colaborado con el sitio Vertebrales, un espacio de divulgación de opinión que busca democratizar la discusión pública.


Desde JADE A.C. esta actividad fue impulsada como parte de la Campaña sobre refugiados y migrantes “Monterrey Intercultural.”

Agradecemos a todo el equipo de colaboradores que formaron parte de esta gran actividad: equipo técnico de ACNUR, José Torres Cuellar, Ireri Palacios, Ana Pau Treviño y Carolina Solar.

Súmate a este gran esfuerzo. Se parte de una sociedad innovadora que vive su desarrollo a través de la empatía y el aprendizaje mutuo.

¿Te interesa participar? Escríbenos: