Archivo mensual diciembre 2019

PorDiana Siller

Construyendo con Tierra en la Tierra de los Dinosaurios

¡Manos a la Tierra!

Por Diana Siller

La técnica de bio-construcción con tierra vertida compactada (TVC) emplea menos agua que el adobe, convirtiéndose en una opción óptima como material de construcción en zonas áridas o desérticas con poco acceso al agua. La tierra es, indudablemente, el material más sostenible y eficiente para construir.

Hoy en día, la bio-construcción es reconocida como la mejor apuesta para evitar el uso de materiales de alto impacto en el ambiente -como el cemento- y así reducir nuestra huella ecológica y nuestra huella hídrica.

En Rincón Colorado, Coahuila, lugar donde se encuentra la zona paleontológica reconocida por el INAH como Patrimonio Cultural de la Nación, además de encontrarnos con restos de dinosaurios herbívoros -conocidos como hadrosaurios- podemos encontrarnos con maravillosos ejemplos de arquitectura del noreste de México realizada en adobe.

Si bien son joyas arquitectónicas del lugar, la necesidad de restauración y el uso del cemento para reparar las tradicionales casas de adobe, hacen que no luzcan como se merecen. Afortunadamente integrantes de su población, como Juan Lujano, están dispuestos a retomar la construcción con tierra, y en este caso particular de aprender las ventajas de la técnica de la tierra vertida compactada tanto para construir como para resanar muros y fachadas.

Después de realizar una convocatoria abierta en el pueblo y tener la aprobación del Comisariado Ejidal de Rincón Colorado, los días 7 y 8 de diciembre vivimos la experiencia de un curso práctico sobre Tierra Vertida Compactada dirigido por Mayra Rendón, experta en este tipo de bio-construcción y afiliada de JADE desde el 2018.

“Veo viable construir con tierra en Rincón Colorado. Ellos tienen ya casas de adobe que están restaurando con cemento, el cual es caro y no es compatible con las construcciones de tierra. Es muy importante que consideren conservar el pueblo en su estado natural empleando la tierra como material de construcción y/o reparación.” Mayra Rendón, experta en TVC.

Juan y Horacio mezclando tierra, cal y arena

Empleando tierra de la región, cal, arena y un poco de agua, comenzamos a aprender lo básico de este sistema de bio-construcción. Sugerimos construir una banca en la plaza donde se ubica el salón ejidal frente a la escuela.  Usando un cajón enorme de madera fuimos formando un gran bloque de tierra (estilo tapial) que se convertiría en una banca para el uso de todos. Juan y Horacio se dedicaron a mezclar la tierra con la cal y la arena, mientras Mayra explicaba la importancia de las proporciones (diez palas de tierra por una de cal y una de arena) y recomendaba usar baba de nopal mezclada con el agua para potencializar su cohesión.

Felisa, Cynthia y Fátima, entusiastas saltillenses que asistieron al taller, fueron clave para lograr apisonar la tierra en capas de 10 cm. lo que permitió que la estructura de la banca quedara bien rígida. Don Francisco y Doña Julia -encargados de atender la tiendita frente a la escuela- estuvieron colaborando los dos días del taller, mientras su nieta Emily aprendía sobre la técnica logrando hacer tres hermosas macetas.

Emily y sus tres macetas hechas con tierra vertida compactada

Muchas otras personas curiosas al ver que algo pasaba en la plaza, se acercaban y participaban a ratos en el curso, sorprendiéndose al enterarse que el cemento es un material inapropiado para reparar sus casas de adobe y mostrándose entonces dispuestos a aprender la técnica con tierra.

Hacia el segundo día, terminamos la banca ya decorada con piezas de piso artesanal semejantes al piso de pasta que tradicionalmente se ha empleado en la región. También comenzamos, con la ayuda de Bernardo, Anne, Kurt y Mayte, la base de un cesto de basura. Dado que las características de la tierra son distintas en cada lugar, siempre es un proceso de aprendizaje cuando se empieza.

Aprendimos también que los moldes y las cimbras son claves para lograr mayor precisión en la medida de los bloques.

Como Rincón Colorado, hay muchos ejidos y regiones ideales para impulsar esta técnica de bio-construcción. Todos podemos aprender, así que: ¡manos a la obra y a la tierra!

“Hay que hacer unos esfuerzos más para que lo vean plasmado en una de sus casas. Hace falta reforzar lo que aprendimos pero siento que sería una opción increíble para Rincón Colorado y poder guardar la arquitectura norestense que caracteriza al pueblo.” Horacio González

Emily y Mayra dando el acabado final a la nueva banca de Rincón Colorado

Asistentes Día 1
Asistentes Día 2

¿Te interesa participar en un curso de tierra vertida compactada o conoces algún lugar ideal para realizarlo?

Escríbenos: