Adaptar un enfoque integral es un gran desafío para el cumpliento de los ODS:

Nuestra propuesta para la participación de la sociedad civil en la instumentación de la agenda 2030

A 30 años del reconocimiento de una nueva visión de nuestro futuro común, hoy tenemos una oportunidad real para cambiar el paradigma de la planeación para el desarrollo. Esta oportunidad se ha materializado claramente en la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, posiblemente lo más cercano  a un acuerdo amplio entre seres humanos para forjar conjuntamente un mejor mundo para todo ser viviente en nuestro planeta tierra.

Los procesos multi-laterales y multi-actor que comenzaron en Rio+20 han logrado que la planeación para el desarrollo haya llegado a una madurez contundente en la cual las tres dimensiones básicas del desarrollo sostenible son finalmente distinguidas como inherentes e indivisibles. Como consecuencia de esto, hoy, la adopción de un enfoque integral que comprende y conecta sectores económicos, sociales, y ambientalesen la planeación del desarrollo, es reconocida como indispensable para generar la prosperidad y el bienestar que han buscado las agendas globales desde sus inicios. Sin embargo es evidente que adoptar un enfoque integral ante una gama tan amplia de sectores, actores, escalas y agendas, es un gran desafío en la región de Latinoamérica y el Caribe, región que día a día experimenta condiciones de injusticia resultantes tanto de la desigualdad social y económica como del abuso y la irresponsabilidad en la apropiación y el cuidado de los recursos naturales. Este gran desafío solo puede abordarse a través de estrategias adecuadas y procesos efectivos de participación de actores auténticamente comprometidos con procesos innovadores de construcción social. Es claro que las debilidades institucionales, el oportunismo precipitado del sector privado, la corrupción y la violencia que se vive en nuestros países colocan a las organizaciones de la sociedad civil posiblemente como el actor con mayor legitimidad sobre la planeación de nuestro desarrollo. Bajo dicha consideración, el proceso de planeación sobre la implementación de la Agenda 2030 en nuestros países hace un llamado a la sociedad civil organizada para lograr esta participación efectiva, que enfrenta un complejo reto de contribuir al cumplimiento de 17 objetivos interrelacionados.

Indudablemente, la inherencia e indivisibilidad de los 17 Objetivos de Desarrollo Sustentable hacen que la Agenda 2030 sea un instrumento de visión sistémica. Por lo tanto para entenderlo e instrumentarlo se requiere una respuesta de dicha naturaleza, en este caso, un sistema de participación de la sociedad civil organizada de Latinoamérica y el Caribe que:

  • Se interrelacione como los ODS
  • Reconozca que los derechos humanos y ambientales son ejes transversales de toda la agenda.
  • Considere procesos simultáneos de abajo hacia arriba + de arriba hacia abajo
  • No solo consulte e informe sino que también se enfoque en construir capacidades y fortalecer la participación constante de la sociedad civil: Genere corresponsabilidad y conocimiento
  • Permita transitar de esquemas consultivos a una participación auténtica que facilite las decisiones, con carácter resolutivo
  • Fortalezca el papel de la sociedad civil  para implementar las acciones acordadas
  • Integre las habilidades temáticas, de generación de conocimiento y de implementación de la sociedad civil informada
  • Considere la información generada por órganos de la sociedad con capacidades temáticas y organizativas 
  • Retome lecciones aprendidas de las experiencias de participación social efectiva
  • Trabaje en red y fomente las cadenas compartidas y el trabajo conjunto
  • Pueda adaptarse a la diversidad cultural de los países de la región
  • Reconozca la relevancia de la multisectorialidad
  • Cuente con una base de datos que incluya a las organizaciones lideres por tema y/o disciplina
  • Cuente con capacidades descentralizadas para orientar esfuerzos de observación y medición de los ODS.
  • Sea plural y dinámico
  • Identifique y difunda herramientas e instrumentos que aseguren la aplicación de un enfoque integral o sistémico
  • Participe efectivamente es procesos de gestión del conocimiento
  • Colabore con las instituciones
  • Promueva mecanismos de diálogo, construcción de consensos, acuerdos y compromisos compartidos.
  • Reconozca la importancia del aprendizaje y las lecciones aprendidas de casos exitosos de participación y de desarrollo sostenible
  • Fomente la adopción de un criterio informado 
  • Impulse acciones de comunicación masiva que logre llegar a una masa crítica de actores que inciden o mantienen procesos innovadores de construcción social

Como uno de sus principales objetivos, el Sistema que se propone favorecería, de manera ordenada, el involucramiento de la sociedad civil informada y con experiencias sistemáticas en diferentes campos del conocimiento vinculados con los ODS, así como con aptitudes técnicas, temáticas y organizativas. Las capacidades de la sociedad civil integradas mediante éste mecanismo, contribuirán de manera conjunta a la construcción de una ciudadanía reflexiva, crítica y bien informada; que podrá participar de manera efectiva y resolutiva en la observancia del cumplimiento y en la toma de decisiones para el logro de la Agenda 2030.  El sistema contribuirá así a procesos de maduración social que favorezcan esquemas de gobernanza.

Desde un enfoque sistémico y considerando los procesos inclusivos que se esperan adoptar para el cumplimiento de los ODS, el sistema de participación de la sociedad civil se sumaría al propósito de lograr una buena gobernanza de la Agenda 2030, por lo tanto una buena gobernanza en el desarrollo sostenible, lo cual aportaría un esquema innovador para el cumplimiento del Objetivo 17 de los ODS.

Como un organismo dinámico, el sistema de participación de la sociedad civil en la Agenda 2030 estaría compuesto por unidades de diversas escalas e impacto. Tomando en cuenta el desafío de lograr operar con la mayor eficiencia posible con una cobertura regional, las unidades estarían compuestas o definidas a una escala funcional vinculada a una red. Para asegurar un enfoque integral, la unidad podría componerse de organizaciones o colectivos que al trabajar conjuntamente sumen un mínimo, por ejemplo, de 5 ODS. Esa unidad estaría vinculada a otra unidad y así sucesivamente, hasta formar una cadena de escala nacional o regional. 
El sistema de participación social podría entenderse como una red de redes multi-temáticas integrada por los siguientes elementos: 

Unidad base: organización, asociación, institución académica o colectivo que trabaje uno o más temas vinculados con los ODS.  Busca integrar o sumarse a una unidad líder.

Unidad líder: aglutinadora de unidades base que aseguran la observación conjunta o integral de los 17 ODS, son un conjunto de unidades base que al sumarse generan esa certeza. Tienen su propia representación y comunicación directa con la unidad coordinadora. Deben demostrar su capacidad de observar los 17 ODS a través de la suma de experiencias de las unidades base que las componen. Son horizontales y trabajan de manera colaborativa entre sus unidades.

Unidad Coordinadora: responsable de la integración y la comunicación en el sistema y del sistema de participación hacia el sistema de Naciones Unidas.

Esta propuesta se realizó por el equipo de JADE y de Plataforma Efecto como parte de los acuerdos de contribución logrados entre representantes de organizaciones de 16 países, en la Primera Reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible (FPALCDS), celebrado en la Ciudad de México del 26 al 28 de Abril del 2017; se planteó la presente propuesta de modalidad/mecanismo de participación de sociedad civil para monitoreo e implementación de la Agenda 2030 ante la Comisión de la Sociedad Civil para el FPALCDS previo al Foro 2018. JADE A.C. formó parte de dicha comisión transitoria durante 2017-2018.