“No nos vamos a quedar solo con las palabras, queremos la prohibición del Fracking”

En el marco del día de acción global #GasDownFrackDown,  y dadas las recientes declaraciones del Presidente electo de México sobre la eliminación del uso del fracking, organizaciones mexicanas contra el Fracking se reúnen en Monterrey, Nuevo León, para reiterar su compromiso con la prohibición del fracking.

Representantes de Tamaulipas, San Luis Potosí, Coahuila, Puebla y Nuevo León, y de la Alianza Mexicana contra el Fracking, dialogaron sobre las acciones y las herramientas necesarias para continuar la lucha contra el fracking en sus estados y regiones.  

Necesitamos articular la lucha…en San Luis Potosí 10 municipios de 18 ya se han declarado en contra del fracking.

Acentuando el reclamo a la cancelación de la Ronda 3.3.  la cual pretende licitar nueve áreas en México para la exploración y extracción de los llamados recursos no convencionales (gas shale y shale oil)   con la técnica de fractura hidráulica o fracking en la Cuenca de Burgos a llevarse a cabo en febrero de 2019, el Foro Regional contra el Fracking destacó la necesidad de realizar estrategias que incluyen la difusión de información y sensibilización a las comunidades afectadas o en riesgo; mantener las investigaciones y las acciones jurídicas;  fortalecer la organización comunitaria y mantener las coordinaciones regionales.

En Tamaulipas, el gobierno tiene interés en que se apruebe -la ronda 3.3- por verlo como una inversión en el estado. Actualemente los derrames pretoleros estan afectando gravemente los ecosistemas marinos y la pesca. 

El fracking es un alto riesgo para la salud y para el medio ambiente. Sus impactos incluyen la contaminación del agua,  suelo, y subsuelo, por los químicos empleados, las fugas y los derrames; la contaminación del aire; y el uso excesivo del agua. Debido a su alta producción de metano, el fracking también incrementaría los escenarios de cambio climático.

En Nuevo León, hay un estimado de 105 ejidos que serán afectados. Casualmente todos los polígnos identificados están dentro de zonas acuíferas. Muchas de esas tierras ya han sido compradas a la espera de su explotación a futuro.

Si bien se celebra el apoyo político difundido en lo medios mexicanos, es la voz y el compromiso de las personas  así como el intercambio de sus experiencias sobre los procesos y los contextos de lucha, lo que hoy -en el marco del #gasdownfrackdown- refuerza un movimiento regional solidario contra el fracking en México.  

El derecho a un medio ambiente sano y al agua son derechos humanos, así como también lo son ser informados, consultados y protegidos contra actividades que perjudican nuestro bienestar poniéndonos en alto riesgo.

No permitamos que se haga fracking en nuestros territorios. 

No permitamos la venta del territorio ni la explotación de los recursos. Protejamos y defendamos nuestra salud y entorno.

En JADE nos unimos al #gasdownfrackdown. Es indispensable que se aprueben las leyes que prohiben el fracking.  Súmate a este esfuerzo, no olvidemos que lo que afecta río arriba, afecta tambien río abajoPara firmar la petición  hacer click aquí. Apoyemos la cancelación de la Ronda 3.3. en México.