Archivo de etiquetas Inmovilidad

PorDiana Siller

Inmovilidad Forzada: Haitianos Refugiados en Tijuana

Conmemoración del Día mundial de las Personas Refugiadas.

Por Line Crettex.

En un nuevo contexto migratorio de militarización de la frontera sur de México y del reciente acuerdo sobre el retorno a México de solicitantes de asilo en EEUU, la presencia de personas refugiadas de Centroamérica está aumentando en el territorio mexicano; la frontera norte está desbordándose. Las condiciones sociales, politicas y enconómicas en Centroamérica no mejoran. Las personas que esperaban  llegar a  EEUU, hoy están viviendo la frustación de la inmovilidad.

Según las Naciones Unidas, 68.5 millones de personas tuvieron que huir de sus países de origen por razón de conflicto o persecución y, por lo tanto, volverse refugiadas.

Esa situación me recuerda el estudio que realicé sobre migrantes de Haití que se quedaron varados en la ciudad de Tijuana por un cambio de ley que les impidió llegar a Estados Unidos; país destino desde su primer día de viaje que empezó en Brasil. Resumiendo el contexto, la movilidad haitiana que se marchó desde Brasil hasta Estados Unidos se originó tras el temblor del 2010 en la isla caribeña de Haití, generando un éxodo masivo hacia Suramérica, particularmente a Brasil. Sin embargo, bajo condiciones de vida deplorables, racismo y salarios mínimos, muchas personas haitianas decidieron retomar el camino y salir de Brasil a la búsqueda de un “Temporal Protection Status”en EEUU. Después de haber cruzado casi un continente entero, miles de migrantes haitianos lograron llegar a la ciudad de Tijuana; pero la frontera con Estados Unidos se cerró para ellos; la elección de Donald Trump a lapresidencia no les regresó el derecho al asilo si no todo lo contrario, generó mayores deportaciones y posturas anti-migrantes. Con el fin de generar un mejor entendimiento de la presencia de tantas personas haitianas en la frontera norte de México y luchar contra las ideas xenófobas y racistas que se escuchaban en ese momento en México, decidí que mi estudio visibilizaría la palabra de personas migrantes sobre su condición de inmovilidad en México.

Foto por Line Crettex

Sin poder llegar a Estados Unidos, la movilidad haitiana, que atravesó once países, se transformó en un estado de inmovilidad al llegar a Tijuana. Para poder entender un poco sobre esta inmovilidad, partí de lograr concebir la idea de movilidad en un contexto haitiano, donde la movilidad es parte de la historia de su población así como el de la esperanza de encontrar y vivir en un “mundo mejor” en otra parte. Para una persona de Haití, como para muchas otras, esa “otra parte” es Estados Unidos.

“Me fui por la formalidad de la vida, de la situación de mi país, para una vida mejor (Luis, haitiano)”

Según los términos del científico Appadurai (1996), se puede hablar de un “imaginario geográfico” para describir la idea que se hacen las personas migrantes sobre Estados Unidos, como si fuese un espacio modelo donde todas sus penas quedarán olvidadas. Este imaginario también está relacionado con una cuestión económica que se intensifica al pensar en un salario en dólares y entusiasmarse con la idea de enviar remesas que ayudarán a sus familias que siguen en Haití, o tal vez en Centroamérica. A partir de una experiencia de movilidad, la situación de inmovilidad forzada genera un choque emocional muy fuerte ya que el deseo de moverse se confronta a una práctica obligada de ser inmóvil. Estar varado en el país vecino y además en una ciudad-frontera crea un sentimiento de frustración de “haber sufrido inútilmente en el camino para estar bloqueados en la frontera.”

Intentamos entrar a Estados Unidos, pero con las dificultades de hoy día […] pensaba que todo iba a estar mejor, pero la realidad es muy distinta a mi sueño. (Daniel, haitiano)

Foto por Line Crettex

Más allá de este sentimiento de decepción y frustración y de esta situación de inmovilidad forzada, el resultado concreto es que el muro que se formó delante de sus ojos tomó forma de nueva vida cotidiana en México. Me pregunto entonces ¿por qué se sigue viendo a México como país de tránsito si al parecer desde hace tiempo ya viene convirtiéndose en un país destino? ¿Acaso el país se está convertiendo en un muro?

Un migrante haitiano en Tijuana me dijo que para él México sigue siendo “un espacio sin significado”, o en otras palabras una zona de tránsito en su significado más estrecho entre un país de origen y un país de destino. Esta interpretación de la inmovilidad puede observarse como una total espera y una negación de ver México como un destino posible. Sin embargo, si tomamos el “tránsito” en su significado dinámico, vemos que se vive como un proceso en el cual todo puede cambiar, tanto las aspiraciones, como las percepciones, los espacios y los destinos.

Nosotros los haitianos no venimos para quedarnos, era de paso para llegar a los Estados Unidos, pero ahora las cosas se pusieron más difíciles. Es por eso que decidimos quedarnos aquí, por lo menos un tiempo. (Luis, haitiano)

Una persona refugiada es un agente de su destino que interpreta y actúa a partir del contexto legal y social en el cual se encuentra, y de su propia interpretación de la situación de inmovilidad. Mientras unos se esperan de manera inactiva; otros trabajan el tiempo que dure su supuesto tránsito por México; y otros deciden tomar la oportunidad que les da México en cuestión de asilo, de trabajo o de estudios. Sin embargo, no olvidemos que al final todo eso puede volver a cambiar para un lado o para el otro; y que un sueño, hablando del americano, nunca se muere por completo.

Con eso quiero llegar a una conclusión que va más allá de mi estudio sobre las personas haitianas en Tijuana y que se puede relacionar con la situación actual de las personas centroamericanas ahora inmovilizadas en México en la espera de una cita para pedir asilo, para unos, en Estados Unidos y, para otros, en México, según la estrategia migratoria tomada. Si considero mis resultados de estudio, no puedo afirmar que México se transforma de manera definitiva en país de destino porque las aspiraciones y el contexto político cambian cada día. Sin embargo considero que si puede llegar a ser un país refugio para haitianos, centroamericanos, suramericanos, africanos y asiáticos que han huido de las injusticias y la falta de oportunidades en sus paises para confrontarse al muro político de Trump.

Desde el primer día que llegué aquí ya no quise ir a los Estados Unidos, por mi futuro, yo puedo quedarme en México. […] me gusta el idioma, las personas nos tratan bien, me gusta la tortilla. (Anna, haitiana)

Valoremos, respetemos y ayudemos a las personas refugiadas en México que, como lo hicieron las personas migrantes haitianas en Tijuana, no vinieron a invadir el país, sino que tomaron la única opción viable que les permite huir de la violencia e injusticas de su país y construir “un nuevo hogar” de carácter transnacional; a lo mejor transitorio, pero por el momento en territorio mexicano, país que debe de abrir sus brazos a personas que si bien no decidieron quedarse inmovilizados en México, sí están decidiendo luchar aquí por la vida que no pudieron tener en su lugar de origen.

 

Line Crettex es Maestra en Ciencias Sociales con enfoque en fenómenos migratorios por la Universidad de Neuchâtel en Suiza en 2018. Entre el 2016 y el 2017 realizó prácticas profesionales en el Instituto Nacional de Estudio y Divulgación sobre Migración (INEDIM). Como parte de su programa de maestría realizó estudios migratorios y de geopolítica en la Universidad de Guadalajara. Es afiliada de JADE desde Abril 2019 y forma parte del equipo que actualmente trabaja desarrollando una campaña solidaria ante las nuevas poblaciones de la zona metropolitana de Monterrey.

linecrettex@hotmail.com

20/06/2019