Territorio y Memoria

El área de TERRITORIO Y MEMORIA coadyuva procesos de planeación, ordenamiento y uso del territorio. El proceso de territorialización está  sujeto  a leyes de funcionamiento y de evolución específica donde operan los conocimientos, las ideas y los valores  de una cultura. Hacer territorio, demarcarlo o bien pugnar por su recuperación obedece y ha obedecido a un complejo abanico causal: social, económico, religioso, político, legal.

Es a partir de la tolerancia y la planeación inclusiva que un territorio se transforma en un espacio de paz y con dignidad para el ejercicio de los derechos humanos y ambientales.

A lo largo del tiempo numerosos casos dan cuenta que este quehacer no ha estado exento de graves daños cometidos contra grupos sociales de diversa índole y contra el medio ambiente. JADE promueve el respeto y el desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas, la diversidad cultural y el desarrollo local comunitario. Reconocemos la dimensión histórica de los agravios sociales y ambientales en su escala nacional como internacional, valorando los contextos tanto urbanos como rurales.